A WORLD NOT OURS (Mahdi Fleifel)

Título Original: Alam laysa lana.
Año: 2012.
Duración: 93 min.
País: Reino Unido, Libano, Dinamarca.
Dirección, guión y fotografía: Mahdi Fleifel.

a_world_not_ours_1_fullAin al-Hilweh quiere decir “dulce primavera”. Y es también el nombre de un campo de refugiados palestinos situado en el sur del Líbano. Es una jaula, un laberinto de pasillos de apenas un kilómetro cuadrado en el que se amontonan setenta mil refugiados. Mahdi Fleifel, director de A World Not Ours, pasó allí parte de su infancia en los años ochenta. Luego se trasladó con sus padres a Dinamarca, y Ain al-Hilweh empezó a ser el lugar al que regresar durante las vacaciones, el lugar donde reencontrarse con su familia y amigos, el lugar en el que –sin éxito– probar a redibujar su propia identidad una y otra vez. Fleifel construye su película a partir de los registros en video de cada una de esas visitas, con un tono que por momentos remite al Woody Allen de Días de radio, arrastrando al espectador de la risa a la congoja más absoluta en cuestión de segundos. En el fondo, y más allá de las ocasionales referencias al conflicto eternamente irresoluto, A World Not Ours, como Los rubios de Albertina Carri, es un film arrebatadamente político desde una óptica íntima, emocional, familiar, doméstica, como quieran decirle.

(catálogo bafici 2013)

world is ours-0001.showcase_3Alam laysa lana / A World Not Ours es un retrato íntimo, a veces humorístico, de tres generaciones de exiliados en el campo de refugiados de Ein el-Hilweh, en el sur del Líbano. Basado en un conjunto de documentos personales, archivos familiares y filmaciones históricas, el documental es un estudio sensible y revelador del sentido de pertenencia, la amistad y la familia. Filmado durante más de 20 años por varias generaciones de una misma familia, Alam laysa lana no es simplemente un retrato familiar; es asimismo un intento por registrar lo que tiende a olvidarse y destacar lo que no debería desaparecer de la memoria colectiva.

(catálogo Punto de Vista 2013)

AW_02No es común que la música juegue en una película un papel tan crítico, incluso filosófico como sucede en la apasionada, irónica y agridulce “A world not ours”, un documental con un irresistible tono melancólico. Ocasionalmente. podría parecer “Aquellos maravillosos años” en un campo de refugiados.

(John Anderson, Variety)

s26-tff2-pass-480 El lamento de los refugiados palestinos ha sido un tópico recurrentepara el cine de ficción y documental por décadas, por eso resulta tan impresionante que Mahdi Fleifel haya logrado un modo de acercarse a este tema tan fresco, sencillo e irresistible.

(Neil Young, Hollywood reporter)

Una objetividad extraordinaria, en el mejor sentido, se muestra incluso en los elementos más personales de la narrativa. Sin caer en la autocompasión Fleifel presenta sus dilemas y los de su familia y amigos de un modo que se funden con la catástrofe palestina como un todo.

(David Walsh, World Socialist Web Site)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s